FASES DE LA RESPUESTA SEXUAL

El concepto de "respuesta sexual humana" hace referencia a una serie de pasos o fases que describen fisiológicamente los desencadenantes, las respuestas y los tiempos aproximados de una relación sexual típica.

1) Fase de excitación
DURACIÓN: muy variable, desde unos pocos segundos a varias horas.
¿QUÉ LA PROVOCA?: Pensamientos y sueños; videos, lecturas, músicas y fotografías; acercamiento físico, caricias o besos; masturbación; excitación espontánea (por falta prolongada de contacto sexual u otras circunstancias).
CARACTERÍSTICAS fisiológicas en la mujer: lubricación y expansión de la vagina, agrandamiento del clítoris, agrandamiento de los labios mayores y menores de la vagina, erección de los pezones, sensación de calor, rubor facial, aumento del ritmo cardiaco y la respiración.
CARACTERÍSTICAS fisiológicas en el hombre: Erección y elongación del pene, elevación y agrandamiento de los testículos, sensación de calor, aumento del ritmo cardiaco y la respiración.

2) Fase de meseta
DURACIÓN: Muy variable, desde unos pocos minutos hasta una hora o más.
¿QUÉ LA PROVOCA?: estimulación de los genitales (pene y vagina y/o clítoris).
CARACTERÍSTICAS en la mujer: contracción de los músculos de la plataforma orgásmica (músculos pubocoxígeos), estrechamiendo de la vagina para presionar al pene, retraimiento del clítoris, cambios en la coloración de la vulva.
CARACTERÍSTICAS en el hombre: incremento de los parámetros de la excitación, liberación de líquido preseminal (en forma de gotas).

3) Fase de orgasmo
DURACIÓN: pocos segundos.
¿QUÉ LA PROVOCA?: excitación continuada y fin de la etapa de meseta. Es una reacción refleja. Al alcanzar cierto límite de excitación, se aprecia la sensación de no poder controlar la reacción y se encadena la fase de orgasmo de forma automática.
CARACTERÍSTICAS en la mujer: habitualmente (este dato es muy variable) entre 4 y 16 contracciones rítmicas en intervalos de aproximadamente un segundo de los músculos pubocoxígeos (plataforma orgásmica, alrededor de la vagina y esfínter anal), acompañadas de una gran sensación de placer pulsátil, al ritmo de las contracciones. En algunas mujeres esta etapa puede repetirse varias veces seguidas, si la estimulación continúa.
CARACTERÍSTICAS en el hombre: Sensación de contracciones en el pene y el esfínter anal acompañadas de una gran sensación de placer. Eyaculación pulsátil (emisión del semen).

4) Fase de resolución

DURACIÓN: Pocos minutos
¿QUÉ LA PROVOCA?: Fin del reflejo del orgasmo.
CARACTERÍSTICAS en la mujer: Inversión lenta de los cambios producidos en la excitación, completa relajación muscular, ligera sudoración.
CARACTERÍSTICAS en el hombre: Inversión rápida de los cambios producidos en la excitación, completa relajación muscular, periodo refractario de varios minutos en los que es imposible la excitación sexual y la erección.


LA PENETRACIÓN

En las relaciones heterosexuales se denomina penetración a la introducción del pene erecto en la vagina de la mujer.
La vagina es un órgano elástico en el que las paredes que la forman están unidas mientras permanece en reposo. Durante la fase de excitación la vagina se agranda y se lubrifica para que el pene pueda penetrar en su interior.
La lubricación permite al pene entrar en ella sin rozamiento. No obstante, esta entrada ha de ser gradual y controlada para no provocar dolor o presión excesivos. Al ser elástica, fisiológicamente una vagina puede albergar sin problemas un pene de tamaño normal.
Se pueden causar molestias o dolor entre otras cosas si el pene presiona el fondo de la vagina en la que se encuentra la entrada del cuello del útero, si la vagina no está bién lubricada o si se realizan movimientos o presiones excesivas.
Normalmente, durante la penetración un pene no circuncidado retrae la piel del prepucio y descubre el glande (ver FISIOLOGÍA).
En el caso de la penetración, la excitación directa del glande en el hombre y la excitación directa de la vagina (e indirecta del clítoris, por estiramiento y frotación) es lo que desemboca en último caso en el reflejo del orgasmo.
Los movimientos y las diferentes posturas sexuales tienen la función de incrementar la excitación. Este incremento puede darse por varias causas: más profundidad en la penetración, contacto más directo con el clítoris, posibilidad de realizar caricias durante la penetración, comodidad postural o preferencias personales.
La penetración es una forma más de conseguir el orgasmo en pareja. De hecho, para la mujer no es necesariamente la más satisfactoria. Hay que recordar una vez más que según la mayoría de los autores, en el caso de la mujer el reflejo del orgasmo se consigue normalmente a través de la estimulación del clítoris y no de la vagina. Esto, obviamente, no quita importancia al coito como forma de relación sexual placentera, pero si lo relativiza. No debe ser considerado como el objetivo final e imprescindible de cualquier contacto sexual.